Remedios naturales contra el insomnio ¡Úsalos y duerme mejor!

El insomnio es la dificultad de conciliar el sueño durante su ciclo normal, es decir, a lo largo de la noche. Una noche sin poder dormir pasa factura a la mañana siguiente de muchas formas, pero sobre todo se traduce en: falta de concentración, apatía y mal humor.

El insomnio se ha convertido en un mal común muy extendido, cada vez hay más personas que tienen problemas para quedarse dormidos cada noche, algo preocupante, ya que la falta de descanso puede afecta muy seriamente a la salud. Como seres humanos nos pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo lo que dicho así puede parecer excesivo, pero es el tiempo necesario para que nuestro organismo se recupere del esfuerzo de todo el día.

Remedios naturales contra el insomnio

Dormir bien, entre 7 y 9 horas diarias, es imprescindible para que nuestras capacidades estén al 100 % y tener las energías suficientes para afrontar el día sin que nuestra productividad y humor se vean afectados.

Remedios caseros y consejos que te ayudarán a conciliar mejor el sueño

A continuación te damos unos consejos y remedios caseros muy útiles para ayudarte a conciliar el sueño, evitar el insomnio y que puedas descansar toda la noche:

Alimentos y hierbas para ayudarte a dormir mejor

Valeriana

Esta planta se viene utilizando en la medicina tradicional desde hace siglos como relajante natural para combatir el estrés y la ansiedad. Sus propiedades tranquilizantes facilitan el sueño de forma espontánea, evitando llegar al punto de consumir fármacos.

La valeriana se puede encontrar en los herbolarios en diferentes formatos. Lo ideal para ayudarte con el insomnio es incorporar de tres a seis gotas de extracto de valeriana en un vaso grande de agua preferentemente unos 30 minutos antes de irse a la cama.

Flor de naranjo

Las propiedades sedantes de la flor del naranjo hacen de esta planta un buen aliado a la hora de dormir bien, ya sea en infusión o inhalando los vapores del aceite que podemos encontrar en herbolarios y tiendas especializadas.

Su consumo alivia la tensión y el estrés acumulado a lo largo del día, induciendo el sueño para descansar toda la noche. A la mañana siguiente te notarás más fresco, animado y enérgico, con las pilas cargadas después de haber dormido las ocho horas recomendadas.

Leche

Uno de los remedios caseros por excelencia es tomar un vaso de leche caliente antes de irse a dormir y acompañarlo con una cucharadita de miel puede multiplicar sus efectos relajantes.

Muchas madres le dan un vaso de leche tibia con galletas a sus hijos pequeños antes de que se vayan a la cama, esto facilita que los pequeños se duerman antes y que se despierten menos durante las horas de sueño.

Remedios para dormir mejor

Pasiflora

La pasiflora no es una de las plantas más comunes, sin embargo, tiene beneficios calmantes y ansiolíticos para el organismo.

Las infusiones de pasiflora se utilizan en trastornos del sueño e insomnio ya que mejora la calidad del sueño y ayuda a conciliarlo. Además facilita el dormir toda la noche sin despertarte a cada rato.

Lavanda

El aroma de esta planta en el dormitorio ayuda a crear un ambiente tranquilo y relajado, favoreciendo conciliar mejor el sueño. Relaja el sistema nervioso, alivia el estrés y facilita el descanso.

Además de tener la planta en la habitación, también se puede tomar en infusión. Para ello incorpora una cucharadita de lavanda seca en una taza de agua hirviendo, déjala reposar unos minutos y estará lista para tomar un rato antes de meterte en la cama.

Manzanilla

La manzanilla tiene cualidades calmantes: mejora la ansiedad, reduce el nerviosismo y proporciona una sensación de bienestar general haciendo placentera la hora de dormir.

La forma habitual de consumirla es en infusiones que se pueden comprar en cualquier supermercado o herbolario, para conseguir un mejor resultado se le puede añadir una cucharita de miel con lavanda.

Lechuga

La lechuga tiene un gran poder sedante, aunque no asociamos su consumo habitual con esta propiedad. Puedes tomarla en ensalada durante la cena o en infusión justo antes de irte a la cama. Su sabor no es demasiado agradable pero puedes mejorarlo con una cucharadita de miel que también tiene efectos relajantes.

La elaboración de la infusión de lechuga es similar a la de cualquier otra planta, para ello debes infusionar unas hojas de lechuga en una taza de agua durante unos 10 minutos. Pasado este tiempo cuélala y déjala enfriar. Es mejor tomarla justo ante de irse a la cama, de esta forma sus beneficios será todavía mayores.

Consejos para dormir mejor

Magnesio

El magnesio junto con otros nutrientes como el potasio y la vitamina D influyen en nuestro descanso. Si consumimos alimentos ricos en magnesio como verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, col verde…), frutos secos (semillas de calabaza, nueces de Brasil, almendras…) y pescados (caballa, rodaballo…) estaremos aportando el magnesio necesario para que nuestro organismo funcione correctamente y podamos descansar plácidamente sin interrupciones y malestar.

El magnesio se encarga de mantener regulada la hormona de la melatonina. Ésta, más comúnmente conocida como la hormona del sueño es la que regula los tiempos que necesita nuestro cuerpo de sueño y vigilia.

Tila

La tila tiene un efecto sedante que la convierte en un remedio natural fantástico para combatir el insomnio ya que proporciona tranquilidad y sensación de bienestar lo cual facilita el descanso nocturno.

Para preparar esta infusión añade una cucharadita de tila en una taza de agua hirviendo, deja reposar 10 minutos y ya estará lista para tomar. Bebe esta infusión una hora antes de irte a la cama, así sus efectos serán mayores y no tendrás problema para quedarte dormido.

Melisa

Son muchos los beneficios que aporta la melisa a la medicina natural y en concreto a los relacionados con la falta de sueño y el nerviosismo. Tiene propiedades tranquilizantes lo que ayuda a controlar los nervios en ciertos momentos complicados, calma la ansiedad y facilita el tener una mente clara y despejada. Además tiene propiedades narcóticas con lo que conciliar el sueño serás todavía más fácil.

Aunque sus beneficios y propiedades están contrastadas y reconocidas tiene una serie contraindicaciones que debemos mencionar. Las embarazadas, las mujeres que dan el pecho, o cualquier persona que esté tomando medicamentos para dormir deben consultar con su médico antes de tomar esta planta.

Se suele tomar en infusión, para ello incorpora una cucharadita de la planta en una taza de agua hirviendo e infusiona unos minutos.

Otros consejos y trucos para combatir el insomnio

Dormir

  • Un truco para relajarte y ayudar a tu cabeza a desconecta de una larga y dura jornada es darte un baño en agua caliente antes de meterte en la cama, mejor aún si añades al agua unas esencias de lavanda ya que como hablamos antes es una planta con grandes beneficios para el relax.
  • Deja de tomar bebidas con cafeína o teína, sobre todo por las tardes. Así te será más fácil conciliar el sueño al no tener tu organismo ningún excitante que te impida quedarte dormido.
  • Para evitar despertarte y levantarte repetidamente por la noche evita beber líquidos antes de acostarte.
  • Cena ligero o no cenes. Existen estudios que demuestran que si padeces de males de estómago o sueles despertarte varias veces a lo largo de la noche es beneficioso no excederse a la hora de la cena con platos grasientos o pesados.
  • Establece una rutina de sueño, procura acostarte y levantarte siempre a la misma hora. Tu cuerpo se acostumbrará a esta nueva rutina y pronto se establecerá tu ciclo normal de sueño.
  • Haz de tu dormitorio un espacio agradable y tranquilo, así será más placentera la hora de irte a la cama. Además puedes ambientarlo con música suave y relajada y sin luz.
  • Métete en la cama en cuanto notes que te estás quedando dormido en el sofá, viendo la tele o realizando cualquier otra tarea. Así te dormirás en la cama directamente y evitarás despejarte entre el sofá y la cama.
  • Relacionado con el punto anterior, es aconsejable evitar el uso de pantallas (móviles, tablets, ordenadores, televisores…) las dos o tres horas antes de ir para cama. Sustituir las pantallas por un libro o algo de ejercicio es una buena forma de facilitar que tu cerebro desconecte y puedas dormir mejor.

Deja un comentario